"Tú eres un hombre elegido especialmente" (Deuterdemonio 9:20-27)



El mundo es de los títeres, señoras y señores, y después de todas las conjeturas que trajo consigo el anterior Papa, en lo referente a su naturaleza de trapo como un Fraguel más, la Iglesia, empresa juguetera vaticana, ha decidido adelantarse a posibles elucubraciones que pretendan hacerse sobre la figura del nuevo pontífice.


Como podrán apreciar en la foto, la réplica o contestación de nuestra juguetera vaticana se asemeja más a un recién nacido (rosado y calvo) que a un anciano, pero ya se sabe que los lactantes y los ancianos guardan parecidos más que razonables, las regresiones son así, como los botones y los rosarios, los saltamontes y los aniversarios.


Pues bien, sepan ustedes que a partir de este momento rendiremos tributo a seres inanimados, la idolatría trae estas cosas....llevamos siglos haciéndolo aunque no se hayan dado cuenta de ello.


No obstante, acostumbrados a las cifras redondas, como las panzas, observamos con cierto desasosiego el número de ejemplares puestos a la venta: 999, consideraciones a parte con la maquiavélica cifra, la pregunta que nos asalta en cada esquina, por doquier, sin medias ni antifaz es: ¿Dónde está la réplica 1.000? La réplica mil es el propio Benedicto, la iglesia se retracta, señoras y señores, la iglesia se retracta!!!


Viva el mundo de plastilina, viva el mundo plastidecor, viva!! Por fin, después de tanto tiempo encontramos respuesta a nuestras sospechas, a nuestras preguntas existenciales, a nuestras preguntas, pero vayamos a lo nuestro, encontremos soluciones a nuestros malestares a partir de revelaciones como la que se nos ha manifestado, síganme virgencitas que con esto ya está aquí nuestro arcángel San Gabriel:


La cosa queda como sigue: El mundo rinde tributo a las réplicas en plástico, usted se siente un muñeco pero le extraña no ser halagado, situado en un altar, venerado....pues invierta!!! Olvídese de la iconoclastia, invierta en las jugueteras, invierta, saque rendimientos a sus dineros y encontrará sin duda que su proceso de socialización habrá mejorado considerablemente. Conviértase en una réplica rosada de plástico y siéntase acogido por ancianos y por niños, por pobres y por ricos, supere toda clase de barreras, véndase en plástico rosa. Contémplese en su estantería, elíjase, siéntase elegido, especialmente.


eldiablomundo

(en fábrica a punto de quedar calva)