DIÁLOGO MILITAR Agosto-2005


© Dr. Capitán Estulticia. Doctor en Pataphysica


Los dos militares entran en el escenario, uno detrás de otro, en fila. Ambos hablan con un marcado acento ruso que suena ridículo.


Capitán Estultoff: ¡Ah, aun recuerdo aquellas marchas militares por la estepa rusa, aquellos caballos!...¡ah, descendientes de pura raza de los mismos caballos que ya montaban los mejores de nuestros húsares de nuestro glorioso y laureado ejercito ruso!...aahh...siii.


Sargento Bungaloff: Pues el paso militar de nuestro glorioso ejercito ruso, créame, no es el mejor. No avanzan por la estepa como debieran.


Capitán Estultoff: ¿Qué dice? ¿Como se atreve?. El paso militar ruso es mucho mas ventajoso que el paso militar del antiguo imperio otomano por poner un ejemplo flagrante.


Sargento Bungaloff: No crea...el paso otomano tiene 1 pulgada mas y eso lo hace mas ligero.


Capitán Estultoff: ¿Cómo? ¡Eso es imposible!. ¿Quiere decir usted que el paso militar ruso que tiene mas de un siglo de antigüedad no es el mas adecuado de entre todos los ejércitos del mundo?.


Sargento Bungaloff: Bueno, Capitán, yo solo le digo que el del imperio otomano era mas ligero y llegaban antes al campo de batalla por lo cual morían antes y en mas numero, aunque este dato sea irrelevante pues la estepa rusa es otro cantar. Era mas ligero, de eso no cabe duda.


Capitán Estultoff: ¡Ah, me contraría usted! ¡Atajo de Matrioshka!. Insisto, es imposible. Veámoslo sobre el terreno, vamos, vamos...¡de inmediato!.


El Sargento saca un metro y mide el paso ruso y el paso otomano, haciendo mediciones en el suelo mas o menos arbitrarias y algo idiotas.


Sargento Bungaloff y Capitan Estultoff: ¿Y usted que opina?


HOMBRE SENTADO EN UNA SILLA: Aja...


Sargento Bungaloff: Lo ve Capitán. Ve como el paso otomano es mas ligero....por no hablar del paso militar del imperio astro-húngaro...ese si que era rápido. Media 1’33 pulgadas mas que el nuestro. Llegaban aun antes que los turcos al campo de batalla y aun morían antes y en mas numero que los otomanos, dato este irrelevante pues la estepa rusa es otro cantar. Era mucho mas ligero, de eso no cabe duda alguna.


Capitán Estultoff: ¡Ah, me exaspera usted!....¿¿Cree usted mequetrefe que 10 años de academia militar y 30 años al servicio del noble ejercito soviético pueden ponerse en duda de esta manera??. Usted...usted....¡ah, comprobémoslo!.


El Sargento vuelve a hacer unas mediciones en el suelo algo arbitrarias....a continuación El Capitán marcha haciendo diferentes pasos por encima de las mediciones....todos ellos algo idiotas....el sargento marcha justo detrás de él haciendo los mismos pasos absurdos....


Sargento Bungaloff: Lo ve...lo ve...el otomano y el astro-húngaro son mucho mejores.


Capitán Estultoff: No es cierto, ¡demonios, es usted un contrarrevolucionario!....¿Y usted que opina?


HOMBRE SENTADO EN UNA SILLA: Aja...


Sargento Bungaloff: Mire, el paso ruso debiera de medir 2 pulgadas mas, así superaría con mucho al paso otomano y al astro-húngaro juntos. De esta forma seria el paso militar mas rápido del mundo. Seria prodigioso, aunque cabria muscular mas a nuestros soldados.


Capitán Estultoff: ¿Pero no dice usted que entonces mueren mas y mas pronto en el campo de batalla?.


Sargento Bungaloff: Si, pero la estepa rusa es otro cantar.


Capitán Estultoff: Cierto, muy cierto...pero no me fío. Tal vez debiéramos acortar el paso militar de nuestro glorioso y laureado ejercito ruso. Debiera de ser aun mas corto.


Sargento Bungaloff: Pero entonces...entiéndame...nuestros soldados llegarían tarde al campo de batalla y el enemigo podría marcharse con el consiguiente descrédito para nuestro glorioso ejercito ruso. No se puede llegar tarde al campo de batalla, eso esta realmente feo.


Capitán Estultoff: ¡Ah, de verdad que usted me exaspera!. El paso debe de ser mas corto...¡mas vale tarde que nunca, querido amigo!. Acortaremos el paso y así llegaremos bien tarde al campo de batalla con el consiguiente despiste y desorientación de nuestro osado y temible enemigo, que se batirá en retirada dada nuestra impuntualidad. Inmediatamente alargaremos nuestro paso para darles rápida caza por la espalda. ¡Eso es!... desaceleración y aceleración, una estrategia perfecta, ¿no lo estima así?.


Sargento Bungaloff: ¿Y como sabrán nuestros soldados cuando deben de realizar un paso u otro?. Y eso de por la espalda....que detalle tan ruin.


Capitán Estultoff: Lo anunciaremos pertinentemente por una megafonía móvil instalada a tal efecto y tirada por un potente carro de combate K-47.


Sargento Bungaloff: ¡Ah, estupendo!. Solo un detalle señor, el carro de combate K-47 no existe, es el carro K-46’58 el que tenemos en activo.


Capitán Estultoff: Ah, bien, bien, minucias, es lo mismo.


Sargento Bungaloff y Capitán Estultoff: ¿Y usted que opina?



HOMBRE SENTADO EN UNA SILLA: Aja...


Sargento Bungaloff: Bueno, y que hay de las granadas de nuestro glorioso ejercito ruso, Capitán.....


Capitán Estultoff: ¿Qué diantres les pasa a nuestras granadas?


Sargento Bungaloff: Pues mire, resulta que el 95% de las granadas de nuestro glorioso ejercito ruso tienen una perforación de 1 milímetro que las hace inservibles a todos los efectos ya no solo para dañar al enemigo, sino ni siquiera para explotar por ellas mismas.


Capitán Estultoff: ¿Qué dice?...¡Atajo de animal de la estepa!. ¡Es usted un espía de Chicago o de Cinccinati! ¡Coprófago!.


Sargento Bungaloff: Además, recientemente se ha detectado en un análisis rutinario que nuestras granadas poseen 0’5 miligramos menos de cloratita y por tanto son las mas inofensivas de todos los ejércitos del mundo y las menos dañinas para el enemigo. Por esta precisa razón perdimos la guerra de Afganistán y también perderemos la de Chechenia.


Capitán Estultoff: ¿Pero que estupidez es esa?. ¿Y se puede saber porque diablos no le ponemos ese medio miligramo de cloratita de mas?.


Sargento Bungaloff: Pues porque gastamos ese medio miligramo de cloratita de mas de todas nuestras granadas para desembozar mediante explosión controlada las letrinas de nuestros viejos cuarteles.


Sargento Bungaloff y Capitán Estultoff: ¿Y usted que opina?


HOMBRE SENTADO EN UNA SILLA: Aja...


Capitán Estultoff: ¿Qué dislate es ese? ¡¡Esto es inaudito!!. ¡Perder guerras y potencial militar por el ambicioso culo de nuestra torpe soldadesca!.


Sargento Bungaloff: No, no es exactamente así, Capitán...no es la cantidad...es que las heces de nuestros soldados en la estepa rusa se endurecen muy rápido y obstruyen todas las cañerías de los cuarteles. Duras como piedras, ¡créame!... el frío actúa de conservador de...en fin, ya me entiende. Algunas heces de nuestro ejercito podrían ir al Museo de Excrementos y Fluidos Llamativos de San Petersburgo.


Capitán Estultoff: Basta, basta, no siga..¡Nunca oí una cosa tan absurda!. ¡¡Espía...otomano, australiano, jenízaro!!...¡filisteo trotskista!. ¡¡Fuera de mi vista!!. ¡La mierda obstruye nuestro ejercito!. ¡Consejo de Estado Mayor ya!...¡Hay que tomar medidas anti-coprófagas de inmediatoooo!.


Sargento Bungaloff: ¿Sabe Capitán?. Me place la literatura de Jorge Valdano y Pitita Ridruejo.


Capitán Estultoff: Me lo temía.


Sargento Bungaloff y Capitán Estultoff: ¿Y usted que opina?


HOMBRE SENTADO EN UNA SILLA: Aja...




---------------------------------- FIN -----------------------------------------