ir a la página principal

MADAME BERTHE DE COURRIÈRE

Por el Dr. Don Bungalou Lumbago A’tresbandas. Dr. En Pataphysica.
© 1997 ( 8472, desde el reinado del Padre Ubú ).



¡ Qué me importa a mi toda tu belleza y hermosura si a pesar de ello y 
con otros tantos más a favor de tu ternura tu agujero sigue siendo negro, negro, 
tan negro y oscuro como tu corazón, capitán Bordura ! ¡ Qué más me da a mi tu 
cordura !.

Yo no juego con tus senos caídos, revoltosas lámparas de mortecino 
anillo, pero codicio tu aliento corroído por cien cumpleaños cumplidos, y esa 
grieta consumida por la viva llama del desvarío.


¡ Qué me importa a mi toda tu belleza y hermosura si a pesar de ello y 
con otros tantos más a favor de tu ternura tu agujero sigue siendo negro, negro, 
tan negro y oscuro como tu 
corazón............................................................ 
......Yo amo la altísima fiereza de tus lóbulos y el majestuoso crepúsculo que 
desciende, cual mugir de toro, hacia la gama colorista de las cuencas de tus 
ojos y esa ebria mirada hacia lo insólito, ese continuo asombro.



¡ Qué me importa a mi el feligrés que desvía tu galeón y surca el mar 
bravío enfundándose la exóticas botas del desatino si yo, arropado en el último 
vagón de tu tren, madame Berthe de Courrière, agoto, con placer, la espesa y 
dulce miel de mi ser.

ir a la página principal