Hágale cosquillitas a Flanco, como el gusano que asoma por el borde de su calcetín ROJO